Los psicópatas, esos peligros sociales indetectables

Última versión: 04 04 2018 con mejoras en la redacción y detalles narrativos

Estamos en plena Semana Santa y, como todos los años, se abre el misterio de la maldad humana; ese misterio representado por el momento en que Cristo muere crucificado ante el pecado de todos los hombres, que a su vez simboliza el viacrucis de tantos casos terribles que hemos padecido últimamente. Y es que efectivamente, no bastaba con el asesinato de Sandra Palo, Marta del castillo o el más reciente de Diana Quer. Había que dar una vuelta de tuerca más y tocarle ahora a una víctima de tan sólo ocho años.

El pasado 12 de Marzo, justo al día siguiente, en la andaluza Canal Sur el periodista Modesto Barragán preguntaba a la psiquiatra Julia Cano “¿cómo se puede tener tanta maldad y no parecerlo? A lo cual ella responde: “lamentablemente hay gente así, (…) El mal está por ahí, y este tipo de personas está, y es astuto y saben jugar; juegan con unas cartas y con una escala de valores que no tenemos los demás y por ahí su aspecto normal nos hace confiar”. A lo cual añade “no estamos capacitados para detectar ese tipo de personas capaces de hacer esas cosas, que no es el enfermo mental, que se le ve trastornado y que normalmente es más inocente de males”

Así, las dos facetas del ser humano, las más perversa y cruel, y la más noble y débil, convergían enfrentándose cara a cara hasta colisionar dando lugar al trágico relato.

Así, tras varios días de incesante búsqueda, y justo coincidiendo con el aniversario del 11M, la sociedad volvía a despertarse convulsa y conmocionada, esta vez tras descubrir finalmente el cuerpo fallecido del pequeño en el interior de un maletero.

Y así, esa misma sociedad quebrada, a la cual se le sumaba el dolor de unos padres en estado de shock, asistía atónita a todo lo que rodeaba la vida y comportamiento de su presunta asesina; ese personaje al que muchos no ha dudado en calificar de frío, calculador, egocéntrico y posesivo, pero de quien también hemos sido víctimas de su gran poder de manipulación, casi hipnotizados por sus gestos, sus emociones fingidas, sus mentiras…; hasta que finalmente sus contradicciones provocaron toda una avalancha de respuestas y reacciones. Sigue leyendo

La ilusión traicionera

Vivimos en un mundo inestable, frágil, difícil, lleno de incertidumbres. Es ese mundo en el que lo que hoy es mañana no es, y en el que todo se rompe y es temporal. El trabajo, pues, es temporal, el amor y las parejas son temporales, los pisos son temporales (hoy puedes pagar uno y mañana ninguno); y al final la vida desgraciadamente, aunque lo queramos negar, también es temporal. Por eso mucha gente aplica el carpe diem. Vive como puedas y lo que puedas hoy que mañana ya veremos, pero actualmente mucho más, porque como decíamos, es la nueva era de la constante incertidumbre precaria. Sigue leyendo

Nuestros mayores, esos nuevos luchadores

Pensionistas manifestándose ante el Congreso (foto de Laura Olías publicado en el Diario.es, ver enlaces relacionados)

Este artículo va dedicado a los mayores, esos nuevos combatientes que han nacido, quién sabe si con más fuerza que los propios jóvenes, y con una ventaja: a ver quién se atreve a cargar contra ellos cuyas imágenes serían tan crudas como apalear a un niño pequeño; luchando, pues, a brazo partido contra nieve, viento y marea, con sus paraguas y sus garrotes, desfogando toda su rabia y dolor, voz en grito contra ante el Congreso, por sus pensiones miserables; aquéllas que además de servirles a ellos, sirven especialmente a su hijos y a sus nietos, y gracias a las cuales, las manifestaciones no se vuelven tan duras como estamos acostumbrados ver en nuestros hermanos latinoamericanos.

Sigue leyendo

Ideas y reflexiones para la próxima manifestación del 10 de Febrero #NoMasPrecariedad

El próximo 10 de Febrero se vivirá en toda España una de las manifestaciones más importantes en contra de la precariedad coincidiendo con el sexto aniversario de la reforma laboral y que ya está en Twitter con los hashtag “#10F” y “#NoMasPrecaridad”, además de la cuenta @nomasprecario.

Una manifestación que, además de recorrer las distintas ciudades, pretende ser el punto de partida para un nuevo movimiento capaz de aglutinar las más diversas injusticias sociales; de manera que podamos concienciar en la necesidad de proteger a una clase media cada vez más depauperada y cuyas consecuencias más directas, al menos para nosotros, es el preocupante descenso demográfico; pero que ni a los políticos ni a los empresarios les importa, porque ellos están tranquilos viviendo su día a día. Sigue leyendo

Un año más…

(Fuente: pixabay bajo licencia Creative Commons CC0)

Un año más el sol sale por el este y se pone por el oeste, Ana Blanco presenta el Telediario y Jordi Hurtado Saber y Ganar. Un año más los políticos nos envilecen con sus luchas intestinas, mientras manipulan a las masas con promesas incumplidas y la gente no vota con ilusión, sino con odio y con venganza, desde el dolor de su traición y el escozor de sus heridas.

Y mientras tanto, un año más pedí ayuda donde nadie quiso dármela, tuve paciencia donde ya no me quedaban fuerzas y caminé por un camino desértico donde ya no se hace camino al andar, como diría Machado; porque tu camino se desdibuja en una maraña de desdichas e infortunios, de maldades, injusticias y traiciones convirtiéndose en un círculo prisionero y sin retorno. Y en ese año más, agotado e impotente ante el ocaso de mis ideas, no me quedó más remedio que rendirme a batirme en duelo una vez más con mi destino quebrado. Sigue leyendo

Nuestra última experiencia como becario en prácticas

Viñeta de César Oroz Martija (Fuente: http://www.abc.es/20120730/economia/abci-cuanto-cobra-becario-espana-201207282137.html y latiradeoroz.es)

Con motivo de la primera huelga de becarios que se está viviendo en la Universidad Autónoma de Madrid, más las charlas que hoy se dan sobre este tema en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, esta vez vamos a hablar de esos precarizadores profesionales; los que abusan de los estudiantes en prácticas sin pagarles ni un solo duro, haciéndoles ver que tienen que portarse bien, porque gracias a ellos desempeñan una actividad y no están muriéndose de asco en la soledad del paro. Sigue leyendo