Nuestra última experiencia como becario en prácticas

Viñeta de César Oroz Martija (Fuente: http://www.abc.es/20120730/economia/abci-cuanto-cobra-becario-espana-201207282137.html y latiradeoroz.es)

Con motivo de la primera huelga de becarios que se está viviendo en la Universidad Autónoma de Madrid, más las charlas que hoy se dan sobre este tema en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, esta vez vamos a hablar de esos precarizadores profesionales; los que abusan de los estudiantes en prácticas sin pagarles ni un solo duro, haciéndoles ver que tienen que portarse bien, porque gracias a ellos desempeñan una actividad y no están muriéndose de asco en la soledad del paro.

Hace no mucho que descubrimos por la prensa las bondades que se esconden detrás de la alta cocina, ésa por la cual se pueden pagar hasta 200 euros si el inflable personaje de Michelín se sienta a su mesa. Pero en el mundo del sonido y de la radio, ése otro por ejemplo en el que unos prestan su voz para que otros la escuchen, la vida del precariado, no es que se haya convertido ya en un modo de vida y una tradición, sino que es quizás donde adquiere sus tintes más truculentos y sarcásticos.

Acudíamos a una escuela llamada Tracor a hacer un Máster en Comunicación Multimedia, dejándonos de por medio la friolera de más de 14.000 € precisamente para alejarnos del susodicho mundo de la radio. Y llegó el soñado momento de las prácticas, en este caso de las prácticas obligatorias.

Tras pasar varias entrevistas y ser rechazado, sin saber que hubiera que hacer entrevistas en las que a uno le pidieran experiencia, finalmente llegó una empresa en la que nuestra experiencia y currículum sí le valieron. Hablamos de Ceumedia, una productora dedicada a realizar pequeños contenidos audiovisuales online, y además por aquel entonces con un proyecto de radio online en ciernes. Nos vas a venir muy bien,  ̶  nos dijeron  ̶  porque pareces muy versátil (lo de la versatilidad pudiera ser por la gran cantidad de cosas que hemos hecho en nuestra vida entre cursos, prácticas y prácticas gratis, y otros másters, sin saber ya qué hacer en nuestra vida con tal de reciclarnos y ofrecer algo más)

Pues bien, en esta nueva experiencia que pretendía ser diferente, todo empezó con algo tan básico y evidente como el contrato. Porque, admitiendo que, como no, las prácticas iban a ser sin remunerar; en lugar de ponernos las 300 horas que aproximadamente nos correspondían por los créditos a cursar, nos encontramos con la sorpresa de 1230, es decir, prácticamente todo un año académico.

Así que ante nuestra inquietud la respuesta fue el silencio de un contrato que no firmamos, y mientras tanto, haciendo las prácticas sin saber nuestras condiciones ni nuestras obligaciones, y por supuesto, mucho menos nuestros derechos. Vamos, que aquello parecía más un voluntariado que unas prácticas, pero con una diferencia. En un voluntariado no cobras, pero tampoco pagas. Aquí, para llegar hasta ese punto, habíamos pagado la friolera de 14.500 euros.

Pero la cosa no queda aquí, vayamos ahora a lo que estuvimos haciendo. Tras estarnos probando los primeros días a ver de dónde nos podían sacar mejor el jugo, descubrieron que nuestro punto fuerte era toda esa experiencia en radio que ya teníamos, y allá que nos llevaron a cuestas con su proyecto online. Teníamos que hacer toda una serie de trabajos de postproducción ¿postproducción? Eso era sólo una parte. En realidad había que hacer guiones y sobre todo buscarte músicas y efectos de todo tipo hasta que los ojos se nos escornasen en la pantalla, teniendo mucho cuidado de que estuvieran libres de derechos, y hasta que al buen señor director le gustase haciendo versiones una y otra vez.

Por otra parte, en cuanto a las locuciones, se equivocaban, repetían, repetían y repetían; que da igual, que ya estaba ahí el de prácticas para cortar una palabra de un lado, meter una coma de otro, y unirlo sin que se note, al tiempo que también teníamos que quitar suspiros, toses, sonrisas, comentarios de por medio; y en definitiva, conseguir convertir de una simple voz toda una maravilla a un coste cero, que casi pueden pensar que ni siquiera lo hacíamos nosotros; porque hoy en día mucha gente está acostumbrada a percibir la informática como la gallina de los huevos en oro, creyendo que todo es pulsar una tecla y que lo hagan los ordenadores.

Además, con todo este trabajo de chinos lo cierto es que había que ser cada vez más rápidos porque los trabajos se te acumulaban; porque efectivamente, de hecho, era prácticamente el único dedicado a ello. Entonces, a pesar de estar todas mis horas de rigor allí, casi una jornada laboral normal, nos llevábamos el trabajo a casa y seguíamos trabajando. Todo esto, señores, repito, como prácticas a un coste cero ¿eh? y encima pretendiendo que estuviéramos así la friolera de 1230 horas. Menos mal, que no las firmamos porque sólo las 300 que estuvimos ya me parecieron un martirio.

Pero si creéis que el irnos de allí nos fue gratis, como a ellos sí nuestro trabajo, de eso nada. Después de todo el esfuerzo infinito que hicimos y todo lo que tuvimos que soportar, la calificación por las prácticas obligatorias fue de un 5 y menos mal que no nos suspendieron.

Así que, una vez liberados del yugo, huimos de allí despavoridos y nos fuimos a hacer las siguientes prácticas que nos correspondían, éstas ya voluntarias, a una productora de Mediaset llamada Supersport, que es la que lleva Deportes Cuatro. Al menos allí nos pagaban 300 € brutos con un contrato firmado desde el primer momento; y además incluyendo la comida, puesto que una empresa como Mediaset no necesitábamos llevarnos tupper para calentar en el microondas.

Aquello, pues, con esos 300 € brutos al mes, comida incluida y aprendiendo muchos de los trucos que se utilizan para las promos y cebos de Deportes Cuatro, para nosotros eran unas privilegiadas prácticas VIP ¿Quién no tenía motivos para sentirse contento y satisfecho?

Escrito por el autor de este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s